La Iglesia Catolica (continuacion)
   

Cristo entrega las Llaves a Pedro

Pedro murió en Roma crucificado cabeza abajo según la tradición. Roma era entonces la capital del Imperio Romano y por ello la Iglesia establecida allí por Pedro y Pablo obtuvo una pre-eminencia desde el principio. Allí murieron Pedro y Pablo y allí fueron enterrados. Puesto que los cristianos eran perseguidos, se reunían en secreto para sus servicios religiosos en casas particulares y en las catacumbas. Cuando en el año 312 el emperador Constantino aprobó legalmente la Iglesia comenzaron a construirse iglesias en Roma y en todo el imperio. En el Vaticano se construyó una que luego fue reemplazada en el siglo XVI por la actual Basílica de San Pedro.
Lo mismo que en Roma Pedro tuvo sus sucesores también en otras ciudades los demás apóstoles tuvieron los suyos a quienes desde muy antiguo se llaman obispos. Todos los obispos unidos bajo la autoridad del Obispo de Roma, sucesor de San Pedro, forman el Colegio Epsicopal. En ese Colegio Episcopal, sucesor del Colegio de los Apóstoles, reside el poder dado por Cristo de enseñar, apacentar y gobernar la Iglesia que cada obispo ejerce en su diócesis. En el mundo hay actualmente 4,400 Obispos Católicos.
Lista de los sucesores de San Pedro Apostol
(Los Papas de la Iglesia Católica)
Basílica de San Pedro, Roma
   
Los obispos reciben de otros obispos la Orden Sagrada de apacentar el rebaño de Cristo, la Iglesia Católica fundada por El y transmiten a otros obispos esa Orden Sagrada. Por eso, el dar esa Orden Sagrada está reservada a los Obispos exclusivamente. Para poder atender más eficazmente a los miembros de la Iglesia, los obispos ordenan como colaboradores suyos a otros llamado presbíteros o sacerdotes. Hoy día hay aproximadamente unos 404,000 sacerdotes católicos en el mundo.

Cristo y los Doce Apostoles, Juan de Juanes

 
Pagina Anterior
Vuelta al Indice