La Iglesia Católica (continuación)
   
 
La Anunciación, Murillo
 
Después del primer pecado de Adán y Eva, Dios les prometió que les enviaría una Salvador. Esta promesa fue constantemente recordada por los profetas y esperada por el pueblo de Israel. Isaías dice: "Una virgen concebirá y dará a luz un Hijo que se llamará Emmanuel (Dios con nosotros)." (Is. 7,14) Para cumplir su promesa Dios envió al angel Gabriel a una virgen llamada María y le anunció que quedaría embarazada por el poder del Espíritu Santo y daría a luz un niño que se llamaría Jesús y sería Hijo de Dios. Así sucedió y Jesús nació en Belén. Vivió unos 33 años en la tierra. A través de sus enseñanzas y milagros nos comunicó su mensaje de salvación como el Padre le había encomendado. Para continuar su obra establece la Iglesia Católica con 12 discípulos a quienes llamó apóstoles y designó a Pedro como la cabeza de ellos. Luego murió crucificado en la cruz y ofreció al Padre su vida para la salvación del mundo. Al tercer día resucitó, se apareció a sus discípulos muchas veces y a los 50 días de resucitado envió sobre ellos al Espíritu Santo para que les confortase en su labor de llevar el evangelio a la gente de todas las razas, lenguas y naciones. Por eso es que esa Iglesia fundada por Cristo se llama católica (universal).
   
Pedro fue nombrado cabeza de su Iglesia por Cristo: "Tú eres Pedro y sobre esta piedra yo edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella." (Mt. 16,18) "Apacienta mis ovejas." (Jn. 21,15) Pedro actuó siempre como cabeza de la Iglesia en Jerusalén, en Antioquia y finalmente en Roma donde murió.
El fue el primer Obispo de Roma y a él le han ido sucediendo otros a quienes desde muy antiguo se les llama familiarmente Papa. Hasta hoy ha habido 262 Papas (Obispo de Roma) cuyos nombres y años de su pontificado figuran en una lista de esta sección.
   
Cristo Maestro