Dios es el Ser Supremo, Creador de todas las cosas, se manifiesta como una comunidad de personas: "Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza." (Gen. 1,26) A lo largo de la biblia aparecen los nombres de Dios como: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Este Dios en tres personas intervienen en la creación y en la savación del mundo. El Padre envía al Hijo al mundo para salvarlo; el Hijo se hace hombre para anunciar a los hombres la voluntad del Padre y vuelve al cielo. El Padre y el Hijo envían al Espíritu Santo para animar a la Iglesia, fortalecerla y llevar a cabo la obra de la redención hasta el final de los tiempos. El último mandato de Jesús fue: "Vayan por todo el mundo, enseñen a todos lo que yo les he enseñado y bautícenlos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo." (Mt. 28, 19) Entender como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son tres personas distintas, y a la vez un solo Dios es un misterio que sobrepasa nuestra capacidad de entender; pero es una verdad que está clara en la Biblia. Esto es lo que se llama: el misterio de la Santísima Trinidad.
Jesucristo es el Hijo de Dios que se hizo hombre y nació de una joven vírgen llamada María hace ahora 2000 años. Durante los 33 años de su vida, pero especialmente en sus últimos tres años Jesús anunció un mensaje de salvación para todo el mundo. Durante esos tres últimos años de su vida fundó su Iglesia escogiendo 12 hombres a quienes llamó apóstoles. Designó a Pedro como cabeza de su Iglesia y les dió el mandato (la orden de) llevar su mensaje por todo el mundo; por eso su Iglesia se llama Católica (universal).
   
 
La Santisima Trinidad,
Ribera
 
   
 
Espiritu Santo,
Altar de Bernini
San Pedro, Roma
 
 
Vuelta al Indice
Pagina Siguiente